+52 1 55 14 65 52 87
menacalvert@hotmail.com
Todos los días 9:00-17:00

Single Blog Title

This is a single blog caption
29 Mar 2017

¿Eres espiritual o religioso?

/
Posted By
/
Comments0

Espiritualidad para mí es la búsqueda interna de ti mismo y de aquello que sentimos que es más grande pero no podemos ver, no es una adoración a alguien, no es ceder tu poder a algunas creencias sino más bien tener experiencias.
Puede ser que eso que buscamos ni tenga nombre. Puede ser que no tenga forma, no huela, no se escuche, pero exista. Puede ser el regreso a casa, a nuestro origen, a lo que siempre hemos sido, de donde se crea todo, puede ser el todo o la nada.
Lo difícil es que en este plano queremos ponerle nombre a todo, racionalizarlo y ceder nuestro poder para que nos hagan las cosas en vez de darnos cuenta de que dentro de cada uno ya existe el potencial para que nadie haga nada por nosotros, sino nosotros encontrarlo en nuestro interior, ¿que logró sentiríamos si todo nos lo hacen?

 

Eso no quiere decir que no tengamos ayuda, al contrario, entre más práctica tengamos, más ayuda tenemos, pero es relativa a lo que hagamos por nosotros mismos. Es dejar de mirar tanto afuera y empezar a mirar más a dentro. Dejar de querer reconocimiento por nuestros actos, por qué hacemos, o qué tenemos y confiar más en quiénes somos verdaderamente. Lo que somos siempre lo hemos sido y somos valiosos por ello.  No necesitamos hacer nada para valer, eso que siempre hemos sido incluso antes de nacer, es lo que siempre hemos sido sin haber hecho nada y lo que siempre vamos a ser.
Las religiones pueden servir en una instancia como un primer escalón a una búsqueda de algo más profundo, sin embargo, para pasar al siguiente escalón tenemos que tomar nuestro poder y darnos cuenta de que cualquiera que sea la religión, secta o creencia: es limitada. Y al quedarnos sólo con ella nos limitamos a ver y sentir algo más. A veces es necesario pasar por estas religiones, grupos, etc. para tomar cierta información o vivencias que nuestra alma busca, sin embargo, cuándo nos perdemos en la forma nos perdemos a nosotros, porque estamos más atentos de cómo es el ritual, de qué hay que ir al templo, misa, pagoda y hacer lo que se nos dice sin entender muchas veces el porqué lo hacemos.

 

Lo que puede tener más impacto sobre nuestras vidas y lo que puede inclusive ayudar a trascenderlas es observarnos, tener real conciencia de nuestros actos, pensamientos, sentimientos, las sensaciones de nuestro cuerpo e ir todavía más profundo adentro de nosotros, porque si no, con la simple práctica de la religión o rito, creemos que ya es suficiente y vivimos tranquilos porque esa parte, la espiritual, ya tiene palomita. Cuando en realidad estamos más lejos de tener claridad de quiénes somos y hacia a dónde vamos.

 

Creemos que por pertenecer a un grupo estamos más a salvo y no es cierto. Se requiere más valentía de seguir todavía más profundo nuestro corazón aunque vayamos solos o con opiniones distintas a otros y ser más congruentes con nuestras acciones en nuestra vida cotidiana.
¡No hay que confundirse! Es muy diferente una religión, secta o creencia que la espiritualidad. Conozco a muchos religiosos pero poco espirituales reales. Muchos religiosos que poco saben de sí mismos y no tratan tan bien al de a lado y ni siquiera a ellos mismos.

 

Aguas; tampoco el ser espiritual te hace mejor, nada te hace mejor ni peor, simplemente es tener más conciencia y hacer las cosas con mayor claridad.  Esto cambia toda tu vida, aunque sigas cometiendo errores todos los días ya no es tu mente la que rige, ya no es tu ego el que rige. No se trata de saber más, sino de lo que puede experimentar internamente aunque no tenga explicación.

 

Puede ser que esto te haga ver la realidad de una forma distinta a como la ven todos, pero no por eso es la correcta, simplemente estas viendo cada ves más claro, pero esa claridad puede ser infinita y sabes que te falta mucho y estás bien.
Ten cuidado de la necesidad de reconocimiento por un gurú, un maestro, un rabino, sacerdote, monje, el que tú quieras, porque puede ser que ahí simplemente estés transfiriendo alguna otra carencia y tu vida religiosa se puede basar en ese reconocimiento o en el reconocimiento de los demás, sin darte cuenta de que lo haces para el aplauso y por una convicción personal donde no hay necesidad de contarle a nadie tus propias prácticas y experiencias porque es tu camino personal, es tu camino espiritual donde te conectas con tu espíritu y dejas que este te guíe.  Te dejas guiar por algo más grande que eres tú mismo, sin necesidad de compararte con nadie. Te das cuenta de la máquina tan maravillosa que se te dio llamada cuerpo y cómo utilizarla para cosas que nadie te explicó. Te das cuenta de que adentro encuentras el Universo y si te encuentras, encuentras la explicación también del todo, de la creación. No están separados, nunca lo han estado, sólo que ahora eres consciente porque retomas las riendas de tu vida, te conectas con tu espíritu, con tu verdadero camino que solo es tuyo y comienzas a reconocerte, a reconocer la fuente.
Por ejemplo, Jesus no siguió el camino de Buda y si lo hubiese hecho a lo mejor no hubiese logrado lo que logró. Asimismo, si Buda hubiese seguido el camino de alguien más a lo mejor no se hubiese iluminado. Cada uno tiene su propio camino, como los que se han liberado, así tú también tienes el tuyo y tienes que encontrarlo. La respuesta no está afuera sino adentro. Te podrán resonar muchas cosas externas pero esto es porque en el fondo tú ya las sabias. Hazte caso, dale más poder a eso que sientes que a lo que tiene lógica y una gran explicación. La espiritualidad no tiene lógica y en el momento en que aceptemos que eso que llamamos Dios es un misterio, que siempre lo ha sido y que siempre lo será, dejará de haber guerras o debates. La espiritualidad no es para que la piensas, no es para dialogar, es para experimentarla cada uno a su forma, encontrará cada uno ese camino de regreso a casa.

 

¡Sube al siguiente escalón! A lo mejor ya estás listo, cree en ti mismo, no en tus creencias, que es muy distinto. Ya es momento de regresar a casa.
 

Namaste

Leave a Reply